Aral Digital.- Caprabo emprenderá un plan de reforma que afectará a 343 de sus supermercados en los próximos tres años para modernizarlas y hacerlas más atractivas. Entre las novedades que se pretenden incluir destacan servicios como “sommelieres virtuales y kioskos”, tal y como ha apuntado Alberto Ojinaga, director general de la cadena, hoy jueves en el XV Encuentro de Empresarios de Alimentación y Bebidas que se celebrado en el IESE.

Este proceso requerirá de una inversión de 60 millones de euros y supondrá la reforma integral de alguna de sus tiendas, así como otros cambios que requieran otros supermercados para adecuarse a la modernidad. Según los cálculos de Ojinaga, la inversión ascendería a 200 euros por metro cuadrado. La estrategia comenzará con un plan piloto en algunos de los establecimientos para más adelante, en septiembre, ajustar el modelo sin necesidad de cambiar la imagen.

Por otro lado, Caprabo también prevé poner en marcha una renovación de su club de fidelización. “Lanzaremos un nuevo Club Caprabo a principios del 2012 y el primer año queremos que el 75% de las ventas se haga a través de la tarjeta cliente”, según ha explicado el director general de la compañía. En la actualidad, esas ventas suponen más del 60%.

Esta apuesta por fidelizar al cliente se produce en un momento en que Caprabo ha cerrado el 2010 con un volumen de negocio de 1.486 millones de euros, lo que supuso una caída del 1,4% respecto al año precedente.