Aral Digital.- Grupo Carrefour propondrá a sus accionistas la escisión del 100% de DIA y del 25% de Carrefour Property para sacarlas a Bolsa en julio de este año. La primera de ellas cotizaría en el parquet de Madrid, mientras que la división inmobiliaria lo haría en el Euronext Paris, según ha acordado el consejo de administración del grupo de distribución.

En el caso de DIA, se procedería al pago de un dividendo excepcional, que consistiría en la entrega a sus accionistas de la totalidad de los títulos de la cadena en manos de Carrefour. “Si el proyecto se llevara a cabo, cada accionista de Carrefour recibiría un número de acciones de DIA igual al número de acciones de Carrefour que poseyera”, explica la compañía.

La multinacional francesa destaca que con esta escisión podría concentrar sus recursos sobre la marca y la enseña Carrefour, al tiempo que considera que la operación permitiría a los accionistas de Carrefour “beneficiarse de todo el potencial” de desarrollo de la firma de supermercados. Por su parte, DIA se beneficiaría de una “flexibilidad mayor” para gestionar su crecimiento en sus mercados.

En cuanto a la escisión del 25% de su filial inmobiliaria, estudia distribuir entre sus accionistas un dividendo excepcional también pagado bajo la forma de títulos de Carrefour Property, en un número proporcional al número de acciones del grupo que ya controle. Carrefour conservaría el 75% del capital de esta empresa, que concentraría los activos inmobiliarios estratégicos en Francia, España e Italia.

La operación se realizaría aportando los títulos de las sociedades propietarias de estos activos a Carrefour Property Development. La entidad resultante de esta fusión sería rebautizada como Carrefour Property. El gigante de la distribución apunta que esta operación contribuiría a reforzar tanto la competitividad de los emplazamientos existentes como la expansión del grupo y permitiría a Carrefour dar a conocer el valor real de su patrimonio inmobiliario.

Estos proyectos, que también se someterá a consideración de los representantes de los trabajadores, serán presentados para obtener la aprobación de los accionistas de Carrefour durante la asamblea general mixta del 21 de junio y durante la asamblea general mixta de Carrefour Property el 23 de junio.

El director general y administrador de la multinacional, Lars Olofsson, considera que ambas operaciones “marcarán, si son aprobadas, una nueva dinámica para Carrefour” y permitirán al grupo “concentrarse en sus prioridades operativas”, creando al mismo tiempo valor para los accionistas.