Aral Digital.- En plena vorágine recesionista a nivel global, los países con economías emergentes se han convertido en una oportunidad para los grandes grupos de la distribución. Así lo han demostrado nuevamente Auchan Group y Carrefour Group con la reciente apertura de tres nuevos hipermercados en China.

En concreto, Auchan ha puesto en marcha un establecimiento en la ciudad de Ningbo, que cuenta con una superficie de ventas de 9.153 metros cuadrados. Este hipermercado, que ha creado 334 nuevos puestos de trabajo, supone la tienda número 42 del grupo en el mercado chino, donde está presente en las regiones de Pekín, Sichuan, Anhui, Zhejiang, Shanghai y Jiangsu.

Por su parte, la filial china de Carrefour ha puesto en marcha dos nuevos centros localizados en las ciudades de Zhuhai y Suzhou. El primero de ellos ofrece una superficie que supera los 7.600 metros cuadrados, incluye 23 cajas de salida e incorpora un aparcamiento con 350 plazas. El segundo pone a disposición de sus clientes 7.042 metros cuadrados, 25 cajas y un área de parking con capacidad para 344 vehículos.