La Generalitat de Catalunya ha decidido presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto de horarios comerciales aprobado por el Gobierno tras recibir el dictamen del Consejo Consultivo, que considera que el decreto es inconstitucional en su forma y en su fondo, al estimar que reglamentar sobre horarios "no puede considerarse norma básica estatal" y por lo tanto es inconstitucional interferir en una competencia autonómica. En cuanto a la forma, el Consejo Consultivo afirma que es inconstitucional "aprobar esta norma por decreto, ya que no es ni un tema urgente ni extraordinario".