Checkpoint Systems ha creado Steel Grip Bottle Wrap, una innovadora solución para que botellas de vino que pueden llegar a costar más de 100.000 libras permanezcan expuestas en el lineal de la tienda de una forma segura y sin que por ello se vea perjudicada su apariencia. Así, el equipo de Hedonism Wines en Mayfair, Londres (Reino Unido), acudió a Checkpoint para crear un collarín de botella diseñado para que se disparase una alarma siempre que la botella sustraída pasara por una antena de seguridad.

De este modo, el dispositivo de seguridad de Alpha, división de Checkpoint, no cubre la parte superior de la botella, lo que permite a los clientes inspeccionar el corcho. Además, la Steel Grip Bottle Wrap de Alpha contiene una aplicación de caucho que previene desperfectos accidentales en la etiqueta de aluminio de la botella, lo que facilita un ahorro de miles de euros en reposiciones. El equipo de Hedonism Wines apunta “vendemos botellas cuyas etiquetas fueron diseñadas por Picasso y Chagal, por lo que podemos imaginar qué importante es para nosotros la apariencia y la estética de la mercancía. Esto significa que la solución debe ser perfecta. Invertimos mucho tiempo trabajando con Checkpoint en el diseño y probamos distintos tipos de caucho hasta que encontramos la solución perfecta para botellas de vino que a veces cuestan tanto como una casa”.

Per Levin, presidente y director de Ventas de Shrink Management & Merchandise Visibility Solutions de Checkpoint, afirma “el objetivo era crear una solución innovadora que fuera en consonancia con los valiosos productos de Hedonism Wines. Los retailers necesitan nuevas soluciones con el objetivo de detener el hurto y asegurar que la mercancía esté disponible para su libre exposición mejorando así la experiencia de compra. Esto resulta aún más fundamental en las tiendas de artículos de lujo donde los productos requieren soluciones discretas pero efectivas”.