Aral Digital.- Dia ha puesto en marcha en su establecimiento Dia Market de la madrileña calle de Chile un proyecto de eficiencia energética, con el que espera avanzar en su política de sostenibilidad medioambiental reduciendo el impacto de su actividad en el exterior, así como contribuir a la mejora en la utilización de los recursos energéticos.

En esta primera tienda se ha apostado por la sustitución del tipo de iluminación estándar por un sistema de fluorescencia de alta eficiencia y última generación; la reducción del consumo en calefacción y aire acondicionado a través del aprovechamiento del calor de condensación del frío comercial; así como nuevos sistemas de ahorro de frío positivo en sus murales y muebles frigoríficos como la incorporación de puertas de cristal en los muebles murales de mayor consumo.

Asimismo, otras nuevas iniciativas incorporadas en esta tienda lo constituyen la introducción de un sistema de regulación electrónica que adapta la temperatura de condensación del sistema frigorífico a la temperatura exterior obteniendo menores pérdidas de energía en forma de calor; y el diseño de una central mixta de frío comercial y aire acondicionado que permite aprovechar sinergias entre ambas instalaciones; y la utilización de arcones con puertas para congelados.

Todas estas medidas, sin embargo, no repercutirán en las necesidades de refrigeración y calefacción del establecimiento y, por consiguiente, “en el confort de clientes y calidad óptima de los productos”, indican desde la propia compañía.

En lo que al ahorro en el consumo de agua se refiere, se han instalado los ya conocidos dobles pulsadores y además se ha implantado un sistema de seguridad que evita cualquier pérdida de agua, por pequeña que ésta sea, estando el establecimiento cerrado.

Con estas medidas, el objetivo es conseguir una reducción en el consumo de energía en tienda de hasta un 25% con respecto a los sistemas implantados en el resto de sus tiendas, lo que podría suponer la emisión de 40 toneladas de dióxido de carbono menos cada año.

Este es el primer proyecto integral de estas características que inicia la compañía, que, una vez valore los resultados y beneficios con respecto al rendimiento de sus activos existentes, determinará el estándar que comenzará a utilizar en todos sus nuevos establecimientos.