El Gobierno tiene previsto aprobar en el próximo Consejo de Ministros que celebrará el próximo viernes día 23 de junio, dentro de un plan de medidas liberalizadoras para combatir la inflación, un reajuste en los horarios comerciales. De esta forma, el Ejecutivo ultima una normativa por la que se liberalizará completamente el horario de los pequeños comerciantes, se ampliará el margen de apertura comercial en días laborables hasta las 90 horas y se elevará el número de días festivos que podrán abrir las grandes superficies, que pasará de ocho a 16 ó 20. El Gobierno quiere que esta medida entre en vigor el próximo 1 de enero, y planteará también una ampliación gradual a lo largo de varios años hasta la liberalización total.