El sector agroalimentario de la Comunidad Valenciana invirtió en el pasado año 19.137 millones de pesetas en nuevos proyectos y en mejoras de las instalaciones ya existentes. Según los datos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Valenciana en el último ejercicio se pusieron en marcha 429 proyectos, de los que 142 fueron nuevas iniciativas, entre las que destacan 67 nuevas empresas de pan y galletas, 31 de productos hortofrutícolas y 10 en el sector cárnico. El sector hortofrutícola fue el que acaparó la mayor inversión, con un total de 8.142 millones de pesetas destinados a mejoras de empresas ya instaladas y 838 millones a nuevos proyectos. La industria vitivinícola se sitúa en segunda posición, con 2.600 millones invertidos en 34 proyectos, seis de ellos de nueva creación; seguida de la de panadería y galletas, que destino 1.453 millones en 93 proyectos, y de los 79 planes en almazaras, que arrastraron una inversión de 1.154 millones de pesetas. La Consejeria de Agricultura destinó el pasado año 4.000 millones de pesetas de fondos propios a ayudas a proyectos empresariales.