AMDPress.- Después de tres días de intensa actividad, el Salón Internacional de la Logística (SIL) cerró el pasado 20 de junio las puertas de su quinta edición sin haber cubierto las expectativas del Comité Organizador, ya que ha contado con menos visitantes que el año pasado, cuando la cifra rondó las 30.000 personas. Pero esto se ha visto compensado por una mayor calidad de los visitantes, según ha manifestado la mayoría de expositores.

Junto a la presencia como expositores de los principales actores en este sector y los proveedores de maquinaria y equipamiento, destacaron los actos paralelos que se celebraron, como el 1º Forum Mediterráneo de la Logística y el Transporte, celebrado el día 17; y las 25 Jornadas CEL de Logística, que durante los días 17, 18 y 19 reunieron a empresas, instituciones y profesionales del sector. También se presentó el libro Logística Inversa, editado por el Instituto de Logística Iberoamericano (ILI); y el Centro Intermodal de Logística (CILSA). Promovido e ideado por el operador Cat, aborda este nuevo concepto en la gestión de la cadena de suministro y su avance hacia el desarrollo sostenible, recogiendo aspectos como son el significado de la logística inversa, sus orígenes, legislación y a quién y cómo afecta dicha normativa, y los sistemas de logística inversa en España.

En los diferentes actos citados se abordaron las múltiples cuestiones que rodean la evolución del sector de la logística, en el que este año ha tenido especial protagonismo el segmento del transporte. Entre otras cosas se habló del coste que tendrá la nueva tasa para circular por Alemania, que se aplicará a partir del próximo mes de septiembre y encarecerá hasta un 18% el transporte por carretera. A un nivel más local, se citó el déficit de las infraestructuras que todavía existe, la necesidad de mejorar las conexiones del puerto de Barcelona con la red de ferrocarril y la consecución de una red de ancho europeo por la que circulan los trenes de mercancías.

Este año el certamen del SIL contó con 500 empresas participantes, un 15% más que en 2002, y una superficie un 20% mayor, lo que, según el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, promotor del evento, supuso disponer de 60.000 m2 de exposición en los palacios 1, 2, 5 8 y la plaza del Universo del recinto Montjuïc-1.

Con vista a 2004, dado su carácter anual, el SIL confía en hacer frente a la nueva Feria Logística de Zaragoza, cuya celebración está prevista para el próximo mes de marzo de 2004, acentuando su carácter de salón más global, “punto de encuentro de toda la actividad logística del sur de Europa, la cuenca del Mediterráneo, en especial los países del Zagreb, Iberoamérica y el sudeste asiático”, según ha manifestado el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona y presidente del Comité Organizador del SIL, Enrique Lacalle, a la revista Logística Profesional.