Aral Digital.- Eroski se ha marcado como objetivo alcanzar, para el 2012, la sostenibilidad medioambiental a través de la eficiencia de los procesos, reduciendo la emisión de CO2 en un 12%. Este reto se enmarca en el Plan Estratégico de Medio Ambiente que ha implantado la compañía de distribución y que nace con la vocación de orientar todas las iniciativas desarrolladas por la organización dentro de su compromiso con el medio ambiente.

El principal objetivo de este Plan de Eroski consiste en optimizar el uso de los recursos en todos los ámbitos de la empresa. Esto significa, ser respetuosos con el medio ambiente, mejorando la competitividad y contribuyendo a reducir la huella de carbono o impacto medioambiental. Para ello, este plan pretende reducir el consumo de recursos energéticos y de biodiversidad especialmente en sistemas de frío industrial, climatización e iluminación en puntos de venta.

Asimismo, la reducción del impacto de los productos comercializados, la gestión y posterior valorización de los residuos, y la optimización del transporte son otros tres pilares básicos del plan de la cadena de distribución. De hecho, Eroski tiene suscrito un acuerdo con el Ente Vasco de la Energía (EVE) por el que se compromete a colaborar en el fomento del coche eléctrico, incluyendo la monitorización y evaluación del uso de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga.