AMDPress.- El grupo de fabricación y distribución de moda Inditex obtuvo durante el primer semestre del ejercicio 2001 unos beneficios netos de 91,7 millones de euros (15.257,6), un 31% más que en el mismo período del año pasado. Este resultado es consecuencia del 26% de aumento en la cifra de negocio consolidada, que alcanzó los 1.331,8 millones de euros (221.592,8 millones de pesetas), y de las mejoras de gestión y eficiencia, que han provocado que los costes operativos crezcan a menor ritmo que las ventas. De igual forma, el resultado de operaciones de la compañía se ha incrementado en un 42%, llegando a los 137,6 millones de euros (22.894,7 millones de pesetas); mientras que el cash flow de explotación ha crecido un 39%, situándose en 225,7 millones de euros (37.553,3 millones de pesetas).

Por cadenas, todas las del grupo Inditex han aumentado sus ventas más de 20 puntos. Zara continúa siendo la principal referencia al englobar el 76,8% de la facturación ( 24%); por su parte, otras firmas como Bershka, Pull & Bear y Massimo Dutti cobran cada vez más relevancia y crecen en un porcentaje superior (43%, 38% y 37%, respectivamente).