Aral Digital.- Mercadona ha cerrado 2009 con unas ventas netas de 14.402,37 millones de euros, lo que significa un 1% más que en el anterior ejercicio (14.283 millones). Por su parte, el beneficio neto se ha quedado en 270 millones de euros, un 16% menos que en 2008 (320 millones), si bien “hemos superado en un 60% las previsiones que teníamos de beneficios, ya que inicialmente sólo estimábamos 160 millones de euros”, ha declarado hoy, 4 de marzo, Juan Roig, presidente de la compañía, en una rueda de prensa en la que ha estado presente ARAL.

Preguntado por la evolución de la compañía, Roig no ha ocultado su satisfacción, a pesar de haberse reducido los beneficios, ya que “se han superado las previsiones, lo que demuestra que estamos haciendo bien los deberes para salir de la crisis”. No obstante, el presidente de la principal cadena de supermercados que opera en España ha advertido sobre la coyuntura económica que está padeciendo el país: “La que se nos viene encima es gorda, ya que nuestro nivel de vida no corresponde con el nivel de productividad; lo vamos a pasar muy mal si no mejoramos la productividad”.

En materia de inversión, Mercadona destinó a esta partida 600 millones de euros en 2009. Asimismo, abrió 74 tiendas y cerró 20, estableciéndose el parque comercial en 1.264 puntos de venta. Preguntado Roig sobre la hipotética salida de la cadena al exterior, ha sido tajante: “Mercadona abrirá su primera tienda en el extranjero en 2012”.

La compañía, que creó 500 nuevos empleos en 2009 (totalizando 62.000 trabajadores al cierre del ejercicio), prevé originar 1.000 puestos de trabajo este año. Asimismo, la facturación bruta para 2010 apunta a 16.000 millones de euros, al tiempo que los beneficios se situarán entre 300 y 350 millones de euros.

La inversión establecida para 2010 rondará los 600 millones y se prevé la apertura de 60 tiendas y la reforma de 40. Por otra parte, la compañía también espera poner en funcionamiento el próximo mes de junio la plataforma logística de Villadangos del Páramo (León), e iniciar la construcción del bloque de Guadix (Granada), cuya finalización se espera para 2014.

Sobre la polémica desatada durante 2009 en el sector de gran consumo sobre la reducción de precios, Juan Roig ha sido tajante: “No queremos entrar en una guerra de precios, pero nuestro objetivo sigue siendo luchar por el jefe (el consumidor), y por ello en 2010 seguiremos persiguiendo el céntimo”. Durante 2010, Mercadona promedió una reducción del 10% en los precios.

Finalmente, en relación al auge que ha cobrado la MDD, “nosotros no creemos en marcas blancas ni en marcas de distribución; sólo creemos en productos recomendados”, ha concluido Juan Roig.