AMDPress.- La empresa de distribución estadounidense KMart, actualmente en situación de quiebra, anunció el pasado viernes el cierre de 284 de sus 2.100 tiendas y la supresión de 22.000 empleos, un 10% de su plantilla.

El cierre de los establecimientos, que deberá recibir la aprobación del Tribunal de Quiebras, afectará a las tiendas menos rentables. El presidente de la firma, Charles Conaway, aseguró que lamentaba "profundamente" la pérdida de puestos de trabajo que acarreaba la decisión, pero se mostró confiado en que la puesta en práctica de esas medidas permitirá a KMart disponer de un grupo de tiendas más rentables.

La tercera compañía minorista de Estados Unidos, que se acogió voluntariamente a la Ley de Protección de la Bancarrota, manifestó que la reestructuración prevista acarrearía un gasto de 1.380 millones de euros, lo que se vería compensado con un aumento del cash-flow de 628 millones de euros en el año 2002 y en 51 millones en ejercicios posteriores. La compañía incluirá en sus cuentas una partida de entre 1.256 y 1.485 millones de euros para hacer frente a la masiva reducción de personal y cierre de establecimientos.