El Jurado de la Asociación de Autocontrol de la Publicidad (AAP) ha dictado una resolución en la que declara que la campaña de publicidad en televisión de la bebida Simon Life es ilícita, engañosa y denigrante. Esta resolución responde a la reclamación presentada el pasado 9 de febrero por la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes (Anfabra) contra el spot publicitario en televisión del producto Simon Life, de la firma J. García Carrión. La AAP señala que dicho anuncio vulnera las normas 14, 21 y 26 del Código de Conducta Publicitaria de la AAP e insta al anunciante el cese de la campaña. La resolución señala que el anuncio de Simon Life es "engañoso" e "incurre en una denigración del género de las bebidas refrescantes". Según la AAP, dicha campaña transmite al consumidor la impresión de que Simon Life es un producto distinto porque, a diferencia del resto de bebidas refrescantes, es un refresco sin gas, sin cafeína y con vitaminas, cuando `éstas son características que poseen muchas bebidas refrescantes.