Aral Digital.- La cadena británica Sainsbury ha incrementado la facturación un 7,3% en su primer trimestre fiscal (cerrado el 11 de junio), que se queda en un 4,3% si se excluye la comercialización de combustible. Este aumento viene determinado por el crecimiento en el número de consumidores, que han elevado sus compras semanales un 5%, hasta los 22 millones. En términos comparables, las ventas de la compañía han ascendido un 4,8% (un 1,9%, excluido el combustible).

Asimismo, todas las marcas propias de Sainsbury ('Basics', 'by Sainsbury’s' y 'Taste the Difference') han visto incrementados sus volúmenes de ventas durante el primer cuarto del año fiscal. Precisamente, en este periodo, la empresa británica ha relanzado cerca de 1.500 referencias bajo la enseña 'by Sainsbury’s'.

En la división 'convenience' las ventas crecieron un 20%, impulsadas por una notable cifra de facturación en términos 'like-for-like'. Del mismo modo, el negocio online de la compañía también ha aumentado un 20% en este primer periodo fiscal.

En lo que a evolución de las tiendas se refiere, Sainsbury ha realizado dos aperturas de nuevos supermercados, una reubicación, tres ampliaciones y ha inaugurado 13 centros de conveniencia a lo largo de estos tres meses, que en total suman 19.400 metros cuadrados de espacio de venta.