Aral Digital.- El Índice de Confianza de los consumidores españoles ha bajado hasta los 69 puntos en el segundo trimestre de 2010, según Nielsen, lo que supone una caída de diez puntos respecto al trimestre anterior. Se trata de los datos más bajos desde el año 2005, cuando la consultora comenzó a hacer el estudio mundial.

Este descenso sitúa al país en la parte baja de la Unión Europea, superando sólo los 68 puntos de Irlanda, 65 de Hungría, y 63 de Francia; y por debajo de los 71 de Italia. Las opiniones de los consumidores españoles son bastante negativas: Así, sólo un 21% de los españoles participantes en el estudio piensa que es un buen momento para comprar cosas una vez realizados los gastos imprescindibles; mientras, el 49% que cree que no es tan buen momento, y un 28% que opina que es malo.

Destaca igualmente que el 70% de los españoles participantes en el estudio dice haber cambiado sus hábitos de consumo en el último año debido a la crisis. Y lo han hecho sobre todo gastando menos en ropa (el 68%); cambiando a marcas de alimentos más económicas (64%), recortando gastos de ocio fuera de casa (63%); y reduciendo los gastos en gas y electricidad (52%) y teléfono (48%). Incluso un 24% asegura que ha pasado a beber marcas de bebidas alcohólicas más baratas.

Por su parte, El Índice Global de Confianza de los Consumidores -a nivel mundial- del segundo trimestre de 2010 mantiene la tendencia ascendente y alcanza los 93 puntos, prácticamente al nivel de los 94 puntos del tercer trimestre de 2007, antes de comenzar la crisis. Por su parte, la confianza de los consumidores crece en 32 de los 48 países analizados, con India (129 puntos), Indonesia (119) y Vietnam (119) encabezando la lista de países con mayor confianza, y los tres con tendencia positiva.