InfoScanBook 2001, la nueva herramienta básica y de referencia para conocer el comportamiento del mercado de gran consumo, de la consultora Iri España, recoge una cifra de ventas 3,44 billones de pesetas en el universo de establecimientos en régimen de libreservicio de más de 100 metros cuadrados de la Península y Baleares (12.287 en total), lo que supone un ascenso del 7,2% respecto a los 3,2 billones de 1999. De esta cifra global, los 320 hipermercado existentes en nuestro país absorbieron el 31,8% de las ventas, con 1,1 billones, un 3,5% menos que en 1999. Mientras que los supermercados mantuvieron su evolución ascendente, destacando la de los establecimientos de 401-1000 metros cuadrados, que tras crecer un 21,2% han pasado a contar con el 27,3% de las ventas. Por sectores de actividad, aunque la alimentación envasada y las bebidas siguen representando el grueso de las ventas en la distribución moderna, con 2,06 billones de pesetas en 2000, un 5% más, los que mejor comportamiento han mostrado son, en primer lugar, los productos frescos, que han pasado a registrar unas ventas de 683.157 millones de pesetas, tras crecer un 12,4%, y la droguería y perfumería, que ha incrementado sus ventas un 9%, hasta los 691.536 millones de pesetas.