AMDPress.- Casi uno de cada cuatro productos de gran consumo que se venden en Europa corresponde a las marcas de la distribución (MDD), que además mantienen una clara tendencia a seguir creciendo en prácticamente todos los países y categorías de productos. Según el estudio “El poder de la Marca de la Distribución”, realizado por la consultora ACNielsen, España es uno de los países donde la MDD alcanza las cuotas elevadas, pues supone ya el 26% de las ventas de gran consumo en establecimientos de libreservicio, creciendo el último año casi el triple que las marcas de fabricantes.

Según el citado estudio, realizado en 38 países de todo el mundo sobre las ventas de 80 categorías y 14 áreas de productos de consumo, la MDD supone el 17% de ventas en valor en los establecimientos de libreservicio de todo el mundo. Esta cuota es superior en Europa, donde ya representa el 23% en valor, mientras en Norteamérica alcanza el 16%. En casi todas las zonas, la MDD tiene crecimientos muy superiores a los de las marcas de fabricante: 7% anual en Norteamérica, 11% en países emergentes, 5% en Asia Pacífico y Latinoamérica, y 4% en Europa. De hecho, la media mundial del último año es un crecimiento de la MDD del 5%, más del doble que el 2% de las marcas de fabricante.

Por otra parte, el informe destaca que ocho de los diez países donde la MDD ha logrado mayor cuota son europeos, comenzando por Suiza (45%), a la que siguen Alemania (30%), Reino Unido (28%), España (26%), Bélgica (25%), Francia (24%), Holanda (22%) y Dinamarca (17%). Por su parte, Canadá (19%) y EE UU (16%), completan el ranking de países con mayor presencia de MDD.

Las grandes diferencias en la concentración de la distribución en los países influyen decisivamente en la penetración de la MDD. Así, en nueve de los diez países anteriores, excepto EE UU, las cinco primeras cadenas de distribución superan el 60% del total de ventas. También influye la presencia en cada país de las cadenas de hard discount, en las que la MDD supone la mayor parte de sus ventas totales.

Por categorías, es en la de comida refrigerada donde la MDD logra mayor porcentaje de las ventas en valor (32% del total), superando a los productos de papel y bolsas de plástico (31%). Le siguen los congelados (25%) y la comida para animales (21%). En el lado opuesto, la MDD tiene las menores cuotas en comida para bebés y cosméticos (2% en ambas), cuidado personal (5%), bebidas alcohólicas (6%) y snacks y aperitivos (9%). Según el estudio, los productos con MDD son un 31% más baratos de media que los que llevan marca de fabricante. Este diferencial llega a ser del 40% en mercados emergentes (Europa del Este), y se reduce al 25% en Latinoamérica. Por áreas, la mayor diferencia de precios se encuentra en los productos de cuidado personal, que son un 46% más baratos, y la comida para animales (42%).

Según el estudio, España es uno de los países donde la MDD muestra más posibilidades de crecer, tanto en cuota de mercado como en presencia en más categorías de producto. De hecho, en el último año aumentó un 16%. Los sectores donde más introducida está las MDD en nuestro país son droguería y limpieza (29,9% de las ventas en valor) y alimentación envasada (29,1%). Por productos, en España la MDD destaca sobre todo en verduras congeladas, desechables higiénicos y del hogar, aceites, pescados congelados, conservas de pescado, vegetales, frutas y legumbres secas, pastas, útiles de limpieza, platos congelados elaborados, lejías, pañales y limpiahogares.