Aral Digital.- Loblaw, principal operador de la distribución en Canadá, ha incrementado su beneficio neto un 20,4% en el tercer trimestre del año, hasta totalizar 120 millones de euros. Por su parte, las ventas registradas por el retailer americano entre julio y septiembre se han reducido un 0,2%, hasta los 5.973 millones de euros.

Asimismo, la compañía ha desembolsado 15,8 millones de euros en inversiones, destinadas, principalmente, a la mejora de sus sistemas informáticos. Igualmente, Loblaw prevé invertir a lo largo de este año cerca de 635,5 millones de euros en mejoras de capital, tanto en optimización de sus sistemas informáticos como en las tiendas de alimentación.

Según Galen Weston, director ejecutivo del operador canadiense, “durante este último trimestre, nuestras ventas se han visto afectadas por una significativa caída de la inflación y por el crecimiento de nuestras inversiones en precios. Esperamos que nuestras ventas y márgenes crezcan como consecuencia de la intensidad competitiva y los programas de renovación e infraestructura que tenemos en marcha”.