AMDPress.- De acuerdo con el estudio TNS Benchmarking 2005 de TNS Worldpanel, los españoles escogen mayoritariamente el sábado como el día preferido para realizar la compra, ya que este día se concentra el 20% del gasto en gran consumo. Se trata del día de la semana en el que más se gasta por compra (una media de 18,4 euros), y en el que más se llena el carro (11 artículos). Por el contrario, el lunes es el día en que menos se compra, donde se gasta el 13% del presupuesto destinado a esta actividad con un total de 14,5 euros por compra y nueve artículos en la cesta.

El estudio de TNS Worldpanel también señala que el hipermercado es el canal que destaca por ser más utilizado en fin de semana que en otros días. Así, mientras que en todo tipo de tiendas el 43% del gasto se hace en viernes y fin de semana, al tratarse de los hipermercados el viernes y el fin de semana alcanzan el 45% del gasto realizado. Montse Roma, responsable de Marketing de TNS Worldpanel ha comentado:"El sábado es el día clave para concentrar las promociones y la acciones en el punto de venta, especialmente en los hipermercados, donde el surtido es un elemento esencial de la oferta. Este día, el consumidor, que tiene más tiempo, puede entretenerse probando productos y escuchando a los promotores. Estas acciones en punto de venta suelen ser esenciales para provocar la prueba del producto en un lanzamiento".

Por otro lado, el estudio Benchmarking 2005 de TNS Worldpanel señala que ,en los últimos tiempos, el auge de los supermercados con surtido variado y precios ajustados permite que muchos consumidores no tengan que esperar al sábado para ir al híper y puedan repartir su compra entre el resto de la semana. Así, el valor de las compras en sábado ha bajado un punto porcentual desde 2001, que se ha repartido incrementando ligeramente las compras del resto de días.

Como dato final, el informe de TNS concluye que el 63% de los responsables de aprovisionamiento del hogar declara que "le gusta hacer la compra". Un 44% asegura gastar más de lo presupuestado, pero sólo el 36% admite que "hace un esfuerzo para seguir el presupuesto de compra".