AMDPress.- La cadena de distribución Makro, filial española del Grupo Metro, ha facturado 1.281 millones de euros en 2005, lo que supone un incremento del 3% respecto a 2004. En la actualidad cuenta con 34 almacenes distribuidos en 15 Comunidades Autónomas, que suman un total de 249.929 m2 de superficie, donde trabajan 3.400 empleados. Además, el pasado año el grupo de clientes de hostelería ha incrementado sus compras un 7%.

La cadena ha inaugurado en 2005 cuatro nuevos centros en las localidades de Alcalá de Henares y Alcorcón (Madrid), Barberá del Vallés (Barcelona) y Oiartzun (Guipúzcoa), que suman un total de 19.797 m2 de superficie añadida. Estas inauguraciones han supuesto una inversión de 44 millones de euros y la creación de 264 nuevos puestos de trabajo. Por otra parte, el pasado año también se han remodelado los centros de Leganés y Tenerife, con una inversión de más de nueve millones de euros.

Por su parte, Grupo Metro ha cerrado 2005 con 2.100 tiendas en 30 países. Su facturación se ha elevado hasta los 55.700 millones de euros, según las cifras preliminares. Este resultado es fruto de sus cinco divisiones de negocio que operan de forma independiente en sus respectivos mercados; Makro Cash&Carry (división de autoservicio mayorista), Real (hipermercados), Extra (supermercados), Media Markt y Saturn (electrónica de consumo) y Galeria Kaufhof (grandes almacenes).