Aral Digital.- El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, sostiene que la Directiva Europea de Servicios “va a permitir eliminar todas las trabas y barreras injustificadas existentes a la libre circulación de servicios”, en declaraciones exclusivas para la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC).

Según el ministro, sólo se mantendrán aquellos “requisitos imprescindibles por razones de interés general”, como los urbanísticos, medioambientales, de seguridad y orden público o la conservación del patrimonio histórico artístico.

Ante la pregunta de si aceptarán todas las comunidades autónomas –incluidas Cataluña y Baleares- el nuevo marco legal, Sebastián recordó que todas las autonomías han de aceptarlo y “como ostentan la competencia en materia de comercio, habrán de adaptarse al contenido de la Directiva” antes del 29 de diciembre de 2009. Asimismo, argumentó que las comunidades “deberán ceñirse a la legislación básica estatal”.

En relación con los horarios comerciales, el ministro considera que han de satisfacer las expectativas e intereses de los consumidores e indicó que, aunque la Directiva de Servicios no entra en la materia, existe una ley estatal que establece que “las comunidades autónomas fijen el número de domingos y festivos de apertura y el horario semanal máximo sin que el Estado ponga tope alguno, por lo que es posible llegar a una liberalización total”.

Asimismo, Sebastián señaló que han surgido nuevas necesidades del consumidor, debido a la incorporación de la mujer al mundo laboral, a las cada vez más prolongadas jornadas de trabajo y a los nuevos hábitos de consumo, “lo que hace necesaria una mayor liberalización de horarios”.