Aral Digital.- El grupo minorista estadounidense Sears Holdings ha registrado una caída de sus ventas comparables del 3,6% en el primer trimestre fiscal (cerrado el 30 de abril), mientras que sus ventas totales han descendido un 3,4%, hasta totalizar 6.825 millones de euros.

Del mismo modo, la compañía ha experimentado unas pérdidas netas de 120 millones de euros hasta abril, frente al beneficio neto de 11,2 millones obtenido en el mismo periodo del año precedente. Asimismo, el EBITDA ajustado ha ascendido a 44,2 millones de euros, lo que supone un retroceso del 79% respecto a la cifra de 2010 (213,6 millones).

“Nuestro primer trimestre se ha visto afectado negativamente por un clima desfavorable, así como por la presión económica a la que enfrentan nuestros clientes, así como por la ausencia del programa gubernamental de estímulo para la compra de electrodomésticos”, ha explicado Lou D'Ambrosio, CEO y presidente del gigante americano.

“Sin embargo, también nos hemos quedado cortos en la ejecución. No podemos controlar el clima ni el gasto público, pero podemos controlar la ejecución y el aprovechamiento de activos que tenemos”, ha remarcado D'Ambrosio. “Todo empieza y termina con la experiencia del cliente, y nuestras acciones estarán dirigidas a mejorarla”, ha rubricado.