Aral Digital.- Sonae Sierra ha registrado en 2006 un beneficio neto de 270,6 millones de euros. Ello supone un incremento del 23% con respecto al año anterior. El EBITDA creció un 20%, aumentando de 125,7 millones de euros a 150,3 millones. Los beneficios directos consiguieron un crecimiento del 22%, de 68,8 millones de euros a 83,7 millones, mientras que los beneficios indirectos crecieron el 24%, pasando de 150,7 millones de euros a los 186,9 millones de euros.

Estos indicadores demuestran un crecimiento y desempeño destacable durante 2006, confirmando así, la estrategia de negocio de Sonae Sierra, cuyos pilares principales son la expansión internacional y la consolidación de su posición.

Sonae Sierra tiene el objetivo de ser una compañía sostenible y convertirse en el especialista internacional en centros comerciales y de ocio. Su estrategia de crecimiento, se basa en su capacidad de innovar y en un modelo de negocio exitoso, que tiene integradas las tres áreas fundamentales del negocio, propiedad, desarrollo y gestión.

En cuanto a los hechos más relevantes de 2006, destaca el crecimiento en la cartera de centros comerciales de la compañía, con la inauguración en Portugal del centro comercial y de ocio RioSul, en Seixal, así como el lanzamiento de varios desarrollos en cada uno de los mercados en los que opera, principalmente en España, Grecia, Italia, Alemania y Brasil.

Durante 2006, se reforzaron además las alianzas y las colaboraciones con los socios de Sonae Sierra, que contribuyen al ‘know-how’ y la capacidad de inversión de la compañía. El ejemplo más relevante es la sociedad al 50% establecida con Developers Diversfied Realty (DDR), operador de los desarrollos de Sonae Sierra en Brasil, empresa que cotiza en la Bolsa de Nueva York, y está consolidada en el desarrollo, propiedad y gestión de centros comerciales y de ocio en Estados Unidos.

Como otro hecho relevante, a principios de 2007, y como consecuencia directa de la decisión unilateral del Deutsch Bahn (propietario del terreno) de terminar las negociaciones para el desarrollo del centro comercial 3do Shopping en Dortmund, Alemania, la compañía decidió cancelar la inversión total realizada en el proyecto hasta la fecha e incluirlo en las cuentas de 2006.