Aral Digital.- Supermercats Pujol (Supsa) está poniendo en marcha un protocolo de actuación con el objetivo de prevenir el contagio de Gripe A (H1N1) entre sus empleados y clientes. Este protocolo prevé entre otras acciones: la instalación de dispensadores de solución con alcohol para los clientes en la entrada de los supermercados para la limpieza de manos. Otras actuaciones incluidas en este plan son las de proveer a las cajeras, repartidores y transportistas con dosificadores desinfectantes con una solución alcohólica para el uso en los intervalos de tiempo que no dispongan de agua para limpiarse las manos.

Asimismo, en los establecimientos de la cadena catalana se han repartido a todos los colaboradores pañuelos de un solo uso, así como recipientes para depositarlos. Del mismo modo, los supermercados disponen de dispensadores de guantes en la sección de fruta y verdura.

Por otro lado, se ha incrementado la frecuencia de limpieza de los mangos de los carritos y cestas de la compra hasta tres veces al día, y también la limpieza de las instalaciones, “reforzando más su eficacia con el incremento del tiempo de actuación de los productos desinfectantes”, aseguran fuentes de la propia compañía.

Por último, y para completar las medidas de prevención, todos los colaboradores de la cadena han recibido documentos específicos con instrucciones para prevenir, reconocer y actuar frente a la Gripe A.