AMDPress.- El grupo de distribución británico Tesco ha obtenido un beneficio neto de 822 millones de euros (560 millones de libras esterlinas) en el primer semestre de 2004, un 28% más que en el mismo periodo del año anterior. Por su parte, la facturación, excluyendo el IVA, ha crecido un 12%, hasta 22.153 millones de euros (15.100 millones de libras).

Tras conocerse estos datos, los títulos del segundo grupo de distribución europeo y el cuarto mundial experimentaron un importante repunte en la Bolsa de Londres. Terry Leahy, consejero delegado de Tesco, atribuye estos resultados a “la expansión internacional y a la ampliación de la oferta de productos”. La compañía, que realizó una ampliación de capital del 4,4% a principios de este año para financiar su crecimento, abrió su primer establecimiento en China el pasado mes de julio; al tiempo, es líder de ventas en países de Europa del Este como Hungría, Polonia y Eslovaquia.

De cara al futuro, Tesco tiene previsto abrir 100 nuevos puntos de venta e incrementar su plantilla un 6%. Asimismo, el grupo tiene previsto realizar importantes inversiones para aumentar la superficie dedicada a la venta de productos ajenos a la alimentación, ya que se ha marcado como objetivo diversificar su actividad. Finalmente, Tesco anunció ayer la compra de diez establecimientos de Safeway por 129 millones de euros.