Wal-Mart ha adquirido la cadena china de distribución Trust-Mart por 1.000 millones de dólares. El acuerdo, según The Wall Street Journal, es por los 100 hipermercados de Trust-Mart, que el pasado año registró unas ventas de 1.420 millones de dólares, por encima de los 764 millones de dólares que presentó Wal-Mart en sus tiendas chinas.

Con esta adquisición, Wal-Mart superaría en China el número de establecimientos que posee Carrefour, que en 2005 registró una facturación de 2.170 millones de dólares en el país asiático.

Hasta esta adquisición, Wal-Mart sólo disponía de 60 tiendas en China. Sin embargo, analistas de la compañía estiman que su volumen de negocio en el gigante asiático podría ser tan grande como el de Estados Unidos en dos décadas.