La cadena de franquicias Yves Rocher ha abierto una nueva tienda en la calle Mayor del municipio barcelonés de Tarrasa. El nuevo centro, que ostenta la nueva imagen de la empresa, tiene una superficie comercial de 73 metros cuadrados y una superficie total de 158 metros cuadrados. Cuenta, también, con una cabina de belleza para realizar tratamientos estéticos y una de rayos UVA.