Opinión

"La transformación sostenible de la distribución demanda una alianza sectorial"

​La opinión de Cristina Sánchez, directora ejecutiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas España
Cristina Sánchez
Cristina Sánchez es directora ejecutiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas España.

El futuro de la distribución pasa por la sostenibilidad y viceversa. Se podría decir que esto es extrapolable a cualquier sector económico, y es cierto. Pero también lo es que el sector de la distribución es uno de los más conectado a los consumidores y, por lo tanto, uno de los que tiene mayor incidencia en el cambio de sus patrones de consumo.

En los últimos años hemos visto cómo las grandes empresas de distribución han ido asumiendo su responsabilidad al respecto, incluyendo líneas de productos sostenibles que van desde prendas textiles de algodón 100% orgánico hasta productos alimenticios de temporada procedentes de cultivos y granjas sostenibles. Estos quedan destacados en secciones especiales en las que se alienta al usuario a unirse al movimiento del cuidado de las personas y el planeta. Secciones que, además, cada vez están ganando más peso dentro de estos espacios.

Este movimiento se debe, además de al compromiso de estas empresas con el desarrollo sostenible, a la adaptación del sector a las nuevas exigencias de los consumidores, que cada vez más demandan de nuevos productos respetuosos con el entorno. De hecho, el 54% del crecimiento del consumo mundial entre 2015 y 2019 correspondió a la venta de productos sostenibles según el Sustainable Market Share Index.

Pero esta oportunidad no es la única para el sector dentro del desarrollo sostenible. La Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ofrecen oportunidades de mejora para el sector del comercio y distribución. Por ejemplo, la digitalización del sector y, de forma específica, de las cadenas de suministro globales supone una importante oportunidad para optimizar las operaciones logísticas y los procesos de distribución, tener una mejor trazabilidad de los negocios y conectar a los diferentes actores. La implementación de tecnologías como blockchain, el 5G y el big data contribuirán sin duda a mejorar la eficiencia en estos procesos. Se calcula que solo con la optimización de la eficiencia del transporte de las mercancías, se podrían ahorrar entre 15,1 y los 23,8 mil millones de euros al año.

“El 54% del crecimiento del consumo mundial entre 2015 y 2019 correspondió a la venta de productos sostenibles”

A pesar de ello, el marco de Naciones Unidas no parece terminar de calar dentro del sector. Así lo pone de manifiesto nuestra última publicación ODS Año 6, la Agenda 2030 desde un enfoque sectorial, que analiza la integración de los ODS en los diez sectores principales de nuestra economía.

En ella se destaca, en primer lugar, una falta de conocimiento del marco por más de un tercio del sector de comercio y distribución (36,1%). Un porcentaje que impacta directamente en los indicadores de integración y establecimiento de compromisos, que consecuentemente ostentan porcentajes reducidos. En concreto, tan sólo el 16,6% de las empresas encuestadas del sector han integrado los ODS en las diferentes áreas del negocio, frente al 22,8% de media. El mismo número de empresas que ha fijado objetivos públicos y medibles en algunos de los ODS, siendo 4 puntos inferior a la media del resto de sectores.

Una radiografía que debemos analizar con cautela, pues estos datos no quieren decir que desde el sector no se contribuya a la Agenda 2030. De hecho, según nuestro estudio, el 79,17% de las empresas analizadas que forman parte de este sector lleva a cabo acciones relacionadas con los ODS. Es decir, sí se contribuye, pero no de un modo estratégico y tampoco se reporta sobre ello.

Muchos se preguntarán cuál es el problema de no seguir una metodología o establecer objetivos al respecto, si igualmente se contribuye a los ODS desde acciones aisladas. Este reside principalmente en la ambición que nos requieren los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el impacto que implicarían. Realizar un programa de formación a empleados sobre igualdad de género o poner en marcha campañas corporativas de donación de alimentos, por ejemplo, son acciones positivas pero que no tendrán el impacto suficiente en las metas de la Agenda 2030 si no forman parte de un plan con objetivos cuantificables que impulse el cambio hacia un modelo más sostenible de toda la organización.

“El futuro de la distribución pasa por la sostenibilidad y viceversa”

Las empresas de un mismo sector tienen impactos comunes en los ODS, tanto positivos, como negativos. Y es precisamente en esos impactos en los que tienen que centrar su acción, valorando las particularidades de sus actividades y su repercusión en las diferentes áreas de la sostenibilidad: la economía, el medioambiente y las personas.

En particular, el sector del comercio y la distribución tiene un gran impacto en Objetivos como el ODS 8 o el 12, entre otros. Respecto al primero, estamos hablando de la gestión de grandes cadenas de suministro: se estima que el 80% del comercio mundial pasa por ellas anualmente y según la Organización Internacional del Trabajo, en solo 40 países, que representan el 85% del producto interno bruto mundial, se emplea a alrededor de 453 millones de personas. Por lo tanto, la gestión responsable de la misma es un reto para este sector en el que deberán trabajar para asegurar que todos los eslabones de la cadena estén comprometidos con sus objetivos de sostenibilidad.

Por otro lado, la gestión de los recursos y la implementación de procesos de economía circular es otro de los retos más acuciantes para el sector y, sin duda, una de las palancas para su transformación sostenible. En este punto cabe destacar el problema del reciclaje de plásticos que dominan los embalajes de los productos y que tienen un alto impacto ambiental, especialmente en los océanos, en los que los plásticos suponen el 80% de los residuos sólidos que se acumulan actualmente en este ecosistema.

La clave para lograr enfrentar estos retos con eficacia no es otra que el trabajo en alianza. En este caso, ante retos comunes, alianzas sectoriales. Éstas permitirán a las empresas de un mismo sector multiplicar los esfuerzos y alcanzar con mayor rapidez los objetivos planteados, de modo que la transformación del sector hacia un modelo más sostenible sea más ágil y beneficiosa para las empresas que forman parte del mismo.

“No se trata solo de aunar esfuerzos individuales por parte de cada una de las organizaciones, sino de construir un plan de acción sectorial que empuje a todas las empresas en una misma dirección”

Para ello, desde el Pacto Mundial de Naciones Unidas promovemos la creación y aplicación de hojas de ruta sectoriales, que sienten las bases y objetivos conjuntos a alcanzar, les ayuden a identificar oportunidades compartidas dentro de la cadena de valor y faciliten el uso común de datos y la creación conjunta de soluciones innovadoras. No se trata solo de aunar esfuerzos individuales por parte de cada una de las organizaciones, sino de construir un plan de acción sectorial que empuje a todas las empresas en una misma dirección.

En definitiva, si los ODS son el plan para la humanidad, las hojas sectoriales deben ser el plan de transformación para conseguir un sistema económico sostenible y resiliente. Y el sector del comercio y la distribución tiene la tarea de encontrar una con su nombre para dejar de estar en los últimos puestos de la contribución empresarial a estos Objetivos y posicionarse como un sector líder en su integración y difusión. 

Más noticias

José Armando Tellado es director general de Capsa Food desde 2013, compañía a la que se  incorporó en el año 2000.
Bebidas
La coincidencia de los valores de ambas compañías y de sus marcas ha sido clave para cerrar esta colaboración
SUMA Interior02
Distribución con Base Alimentaria
Con un incremento de superficie de sala de ventas de 17.188 metros cuadrados
Campofrío registró en 2020 en España una facturación de 1.021 millones de euros.
Alimentación
Dotado con las tecnologías más punteras en sistemas de mecanización, robotización e inteligencia artificial
Caprabo (4)
Distribución con Base Alimentaria
Eespera alcanzar al casi un millón de clientes que cuentan con la Tarjeta del Club
2 (1)
Distribución con Base Alimentaria
Es la región con más establecimientos en España
Ignacio García Magarzo es director general de ASEDAS.
Distribución con Base Alimentaria
Asedas vuelve a reclamar esta consideración legal para garantizar el acceso del consumidor a productos básicos ante cualquier crisis.
Imagen del interior de un establecimiento HiperDino
Distribución con Base Alimentaria
Los productos frescos han sido los más vendidos
220114 NdP Ampliac TOL Girona
Distribución con Base Alimentaria
La cooperativa alcanzará a más de 208.000 clientes potenciales
2   AutoStore   R5
Logística
El nuevo producto soporta más capacidad, pero ofrecerá la misma garantía que su predecesor

Revista ARAL

NÚMERO 1675 // 2021
Ahora, acceso gratuito a la revista

Buscar en Revista ARAL

Empresas destacadas