Tras más de 60 años innovando y ofreciendo productos gourmet, Ahumados Domínguez vuelve a sorprender con el lanzamiento de una última novedad: su salmón “aromatizado” con un delicado corte en sashimi de 2 milimetros de grosor, una propuesta que le otorga nuevos matices y una textura totalmente diferente. La compañía apuesta así por dar respuesta a las nuevas necesidades del mercado, con un consumidor que cada vez se interesa más por la cocina de corte asiático, y seguir proponiendo nuevas alternativas de la máxima calidad en el segmento de la alimentación premium.

Tanto por sus características y proceso de elaboración, como por su presentación y formato, es la primera vez que se lanza un producto de este tipo en el segmento del salmón ahumado.

Mestanza, director general de la compañía, dispone que este lanzamiento “ha supuesto casi medio año de pruebas y pretende dar continuidad al éxito cosechado en experiencias anteriores como el lanzamiento de nuestro primer sashimi con un corte algo más grueso y lonchas de mayor tamaño o las elaboraciones japonesas con salmón ahumado que ofrecemos en nuestro puesto del Mercado de San Miguel de Madrid”.

Disponible en España, Italia y Portugal

El sashimi premium de Ahumados Domínguez se distribuirá inicialmente, a partir de este mes de abril, en puntos de venta habituales, tiendas especializadas y las tiendas propias de la casa madrileña de España, Portugal e Italia, a un precio de 6,90 euros unidad.

El proceso de esta nueva creación es minucioso y delicado, desde la materia prima, hasta el corte y terminando con el envasado. Por ello, la compañía dispondrá de cinco de sus maestros cortadores con dedicación exclusiva al corte de este producto y su laboriosa presentación. Cada uno de ellos cuenta con más de 10.560 horas de corte, a partir de las cuales pasan a categoría de maestros siguiendo los estándares de la casa, porque es en ese momento en el que en Domínguez ha determinado que ya cuentan con una importante destreza y habilidad con el cuchillo. Además, para este lanzamiento, se han formado especialmente en el arte del corte japonés.

Posteriormente se procede a su minucioso envasado manual, este sashimi se presenta y conserva en una lata con aceite de 125 gramos (85 gramos peso escurrido) en el que las piezas se disponen en dos pisos separados por un papel parafinado que facilita su colocación y conservación en lonchas.

Por último, a nivel de presentación, cada lata va insertada en un estuche con un diseño de toques asiáticos y en cuya trasera se detallan algunas curiosidades acerca del corte en sashimi. Además, cada envase cuenta con una pieza en la que se detalla el nombre del cortador que ha elaborado el contenido de esa lata y el número de serie de este, garantizando su calidad y exclusividad.

Acompañado por una salsa fresca de soja

Como complemento a este importante lanzamiento, Domínguez incluirá en el mismo y comenzará a comercializar también de forma individual su salsa fresca de soja, un producto que antes solo podía conseguirse en packs específicos. Esta reciente creación, la cuarta en su línea de salsas frescas, está elaborada para maridar con su “aromatizado” sin enmascarar ninguno de sus matices, pero sí acompañarlos y evocar una fusión de sabores que trasladan el paladar a la cocina asiática.

A nivel nutricional es, además, una opción muy saludable para todo el mundo ya que se caracteriza por ser 100% natural (no contiene, ni conservantes, ni aditivos), libre de gluten y lactosa y con un alto contenido en proteínas naturales y Omega-3.