Aral Digital.- Aigua del Montseny ha invertido 850.000 euros en reformar sus instalaciones para crear una línea de producción que fabrique sus garrafas de cinco y ocho litros en PET, y sustituya el material que empleaban hasta el momento, el polipropileno. Con esta medida, Aigua del Montseny reduce el peso de los envases, generando menos residuos y contribuyendo a la conservación medioambiental.

El PET es un polímero singular cuyo reciclaje resulta relativamente sencillo, y es que, según datos de la Unión Europea, el PET es uno de los materiales de envase más reutilizados ya que acepta perfectamente su reciclado. En Europa, a partir de la aprobación de la Directiva Comunitaria 94/62/CE, que establece el marco de actuación en el que se han de mover los Estados Miembros en lo que respecta a la política sobre los envases y los residuos de envases que se generan en sus respectivos territorios, el envase de PET ha experimentado un auge muy significativo en su recuperación.