Grupo Argal, a través de su filial Estirpe Negra en Extremadura, ha recibido la autorización para exportar en China sus productos ibéricos y elaborados cárnicos curados, tras un proceso de varios años.

Estirpe Negra cuenta con una trayectoria de más de 25 años produciendo jamones, paletas, lomos y embutidos ibéricos mediante la combinación de sistemas tradicionales de elaboración y la última tecnología en sus instalaciones de Fregenal de la Sierra (Extremadura).

Esta homologación amplía las posibilidades de negocio de Grupo Argal, Estirpe Negra, en uno de los mayores mercados del mundo, con más de 1.300 millones de consumidores. Así, Grupo Argal mantiene su apuesta por seguir creciendo a escala internacional, uno de sus pilares de crecimiento. 

“Estamos muy satisfechos de este anuncio, que refleja nuestro compromiso por la calidad y el control de nuestros procesos, así como nuestra apuesta por incorporar los mejores procesos de producción y estándares internacionales”, ha celebrado Antonio Cordero, director de negocio de Ibéricos y productos curados de alta calidad de Grupo Alimentario Argal y ha agradecido a todos los profesionales que trabajan por y para Estirpe Negra su dedicación y esfuerzo. 

De este modo, la compañía continúa su plan de expansión como tercer grupo español de elaborados cárnicos. En 2018, Argal comercializó 73.000 toneladas y alcanzó una facturación de 336 millones de euros, por encima de los 320 millones de 2017. Con 1.600 empleados, el grupo alimentario tiene filiales en Alemania, Francia, Portugal y Holanda, y exporta alrededor del 18% de sus ventas.