Aral Digital.- Bodegas Torres está afianzando su posición en el mercado del vino en China, ya que prevé poner en marcha 20 nuevas tiendas en lo que queda de año para totalizar una red de 37 centros, según ha informado la propia compañía.

Torres aumentó un 40% sus ventas en China el año pasado e inició la venta directa a través de Everwines, la división de consumo de Torres China. Así, Everwines cuenta con ocho tiendas propias en el país asiático y seis concesiones en grandes superficies, además de tres 'corners'.

En los próximos meses se prevé ampliar la presencia de Torres en China con aperturas en centros comerciales: uno a través de la cadena Hola, y el resto gracias a un acuerdo con la cadena de supermercados Spar, que en abril abrió su primer espacio de Torres en Dong Guan y en los próximos meses pondrá en marcha 10 espacios más repartidos por todo el país.

El resto, hasta alcanzar los 37 puntos de venta, serán 'corners' especializados, y la previsión de Everwines es cerrar 2013 con 62 puntos de venta: 21 tiendas propias, 17 concesiones y 24 córners. Bodegas Torres cuenta con presencia en el país asiático desde 1997, primero con una 'joint venture' y a partir de 1999 con una delegación comercial propia.

Actualmente, opera a través de la sociedad Torres China, que en el último año registró unas ventas de 16,16 millones de euros, situándose así como la tercera importadora y distribuidora de vinos en este país. Las exportaciones a China suponen un 1% de la facturación del Grupo Torres y sitúan al país en el puesto número 18 del ránking de exportación de la compañía. Torres China cuenta con 217 trabajadores y 6 oficinas repartidas por el país asiático, y Everwines supone el 21% de la actividad de Torres China.

El Grupo Torres comercializa más de 50 marcas diferentes y está presente en más de 140 países, a la vez que cuenta con 1.869 hectáreas de viñedos: 1.397 en España, 440 en Chile y 32 en California. En 2010 facturó 205 millones de euros, un 11,5% más, y el 72% de las ventas fueron gracias a la exportación, que seguirán siendo importantes de cara a 2011, aunque también se prevé la recuperación de la demanda nacional.