El Comité Veterinario Permanente ha otorgado, tras la reunión mantenida ayer, 9 de agosto, en Bruselas, el voto a favor del levantamiento de las restricciones al movimiento de animales vivos, óvulos, semen y embriones de la especie porcina procedentes de algunas comarcas de la provincia de Lérida, Barcelona y Tarragona.

Según el Ministerio de Agricultura (MAPA), en concreto, se ha aprobado liberar de las medidas de protección contra la peste porcina clásica (PPC) a las comarcas de la mitad norte de Lérida, las de Anoia, en la provincia de Barcelona, y Conca de Barberá, Priorat y Rivera d'Ébre, en Tarragona.

Por su parte, en Castilla y León, donde se mantienen las restricciones, la Mesa de Crisis de la PPC creada en esta comunidad pedirá a Bruselas que se levante la prohibición de cargar ganado porcino de distintas Asociaciones de Defensa Sanitaria (ADSs) y, en caso de que no sea posible, al menos que, con carácter excepcional, se eliminen para aquellas explotaciones de porcino que ya han sido chequeadas. En Castilla y León se han analizado 3.200 explotaciones y se han practicado 64.000 análisis serológicos.