AMDPress.- La empresa británica Cadbury Schweppes completó ayer, lunes 31 de marzo, la adquisición de la fabricante de chicles Adams, anunciada en diciembre pasado. La adquisición de Adams le convierte en la compañía más importante del mundo en el sector de confitería y dulces, abriéndole además una importante puerta a América Latina. Como se sabe, Adams fabrica las marcas de chicles Trident, Dentyne y Bubbas, y los caramelos Halls.

La compra le ha supuesto a la británica unas 2.700 millones de libras (4.000 millones de euros) pagadas a la empresa estadounidense Pfizer.