La multinacional británica Cadbury Schweppes cerró el ejercicio 2000 con un beneficio bruto de 792 millones de libras (unos 210.000 millones de pesetas), lo que supone un incremento del 15% respecto a 1999 cuando se alcanzaron 686 millones de libras.