Cafés Candelas ha marcado ya sus objetivos para el año 2016: incrementar hasta el 5% su facturación anual en base a la diversificación de productos y líneas de negocio y en base a la fidelización de los clientes. Unas cifras de crecimiento que ya obtuvo el año pasado cuando comercializó 5.116 toneladas de productos (cafés, tés e infusiones) y alcanzó los 53 millones de euros, superando en un 5,26%los datos de 2014 fijada en los 50,35 millones de euros y las 4.488 toneladas.

La compañía ha anunciado que en 2016 trabajará en la potenciación de dos líneas de negocio: exportación y vending, que hasta el momento suponen sólo el 3% y 1% de la facturación global de la compañía, respectivamente. "El plan de negocio ideado por Candelas promocionará estas líneas para que crezcan y aporten una mayor facturación a la empresa. En este sentido, se apuesta también por el lanzamiento de nuevas referencias, nuevos productos con los que incrementar el catálogo de oferta y cubrir las demandas del mercado y de los nuevos consumos", señala. También prestará especial atención a los clientes, para lo que trabajará en un plan de fidelización con el que ofrecer a sus clientes los mejores productos y servicios.

La empresa cafetera, líder nacional en el sector de la hostelería, es consciente de que la clave para mantener el liderazgo en el sector es apostar por la innovación y la inversión. Por ello durante el pasado año, Cafés Candelas invirtió más de tres millones de euros en mejoras en la cadena de producción, en la creación de un nuevo espacio formativo en las instalaciones y en la promoción del plan de formación de la empresa para empleados y clientes.