AMDPress.- El grupo Calvo, hoy primer conservero español, con una facturación de 222,3 millones de pesetas (37.000 millones de pesetas), tiene previsto construir la construir en El Salvador la mayor planta atunera de América Central.

Este proyecto, que ha recibido el apoyo del comité ejecutivo del Fondo para Inversiones en el Exterior (Fiex), gestionado por la Secretaria de Estado de Comercio, supondrá una inversión de 46 millones de euros (7.653 millones de pesetas), repartidos entre la puesta en marcha de dos buques atuneros, con una previsión de pesca de 21.000 toneladas anuales y una planta de transformación de 15.000 metros cuadrados, con una capacidad de producción de 10.000 toneladas. La aportación del Estado español a través del Fiex ascenderá a seis millones de euros (casi 1.000 millones de pesetas), a través de un préstamo participativo ligado a los resultados del negocio.

El proyecto, que tiene por objeto explotar la riqueza atunera del Pacífico oriental y cuya producción se destinará a los mercados europeos y de Estados Unidos, supondrá la creación de 700 puestos de trabajo directos y otros 2.800 empleos indirectos.

La planta se instalará en el Golfo de Fonseca y empezará a producir en 2002, según las estimaciones del grupo conservero español.