AMDPress.- El Grupo Campofrío obtuvo un resultado consolidado bruto de 43,5 millones de euros durante 2004, cifra 23,8 millones de euros superior a la alcanzada en 2003. El resultado consolidado neto atribuido a la sociedad dominante se situó en 30,25 millones de euros frente a los 12 millones de 2003, registrando un incremento del 151%.

Como consecuencia de la buena evolución de las operaciones, la deuda financiera neta alcanzó 96,6 millones de euros, reduciéndose en 58 millones de euros (-37,5%) respecto al cierre de 2003. Según la compañía, que no descarta realizar adquisiciones a corto y medio plazo, esta mejora es debida a la aplicación del Plan Estratégico, destacando el buen comportamiento de los nuevos lanzamientos, la mejora de los costes operativos y logísticos y una gestión de activos más eficiente.

Por su parte, el resultado de explotación consolidado del grupo alcanzó los 55,8 millones de euros, frente a los 38,9 millones de 2003. Sin embargo, la cifra de negocio consolidada se redujo un 8,7%, hasta los 983,5 millones de euros, frente a los 1.076,9 millones del ejercicio anterior. Según la compañía, esta diferencia es debida principalmente a la salida del perímetro de consolidación de la división de frescos Primayor, así como al efecto de la operación de venta de Morliny, la filial polaca.

El Grupo Campofrío obtuvo un ebitda consolidado de 106,5 millones de euros, un 5,7% más al de 2003. A este respecto, la compañía ha destacado que en este período ha conseguido mejorar el margen ebitda sobre ventas a nivel consolidado en 1,5 puntos (10,8% frente al 9,3% en 2003).

En cuanto a las actividades de exportación, el grupo continúa avanzando en este sentido, centrándose en los mercados francés y portugués con las filiales locales Montagne Noire y Campofrío Portugal (Fricarnes), así como en los mercados estratégicos de Alemania, Reino Unido y EE UU.