Casademont está reforzando su apuesta de expansión internacional que ya inició hace 23 años abriendo mercado en nuevos países como la India, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. La compañía, que actualmente exporta a más de 50 países de 5 continentes con especial demanda por parte de los países del centro de Europa y Sudamérica, prevé alcanzar los 70 países en los próximos dos años.

Actualmente, sus ventas fuera del mercado español ya ascienden al 55%, con el objetivo de alcanzar el 70% en dos años. Casademont basa su plan de expansión internacional en un modelo de alianzas estratégicas con empresas locales para colaborar en ámbitos como el tecnológico, comercial, legal o logístico, que recientemente se ha implantado con gran éxito en Rusia. "Se trata de una nueva forma de internacionalización basada en sellar un acuerdo win-win con un socio local para llegar a nuevos mercados sin depender de los cambios políticos que se produzcan en el mundo", afirma Francesc Gómez, Director General de la compañía.

Este año, la compañía ha sellado una alianza con la empresa Atria Russia, un grupo de capital finlandés con plantas de elaboración en San Petersburgo, con el objetivo de continuar vendiendo sus productos en el mercado ruso. Casademont inició sus exportaciones a Rusia hace más de una década, como parte de su firme estrategia por la internacionalización, que arrancó en 1992 en los países de la Unión Europa y Europa del Este.

Este acuerdo contempla que Atria Russia puede elaborar productos con la marca Casademont para el mercado ruso bajo la estricta supervisión y control de la compañía. Desde finales de 2014, Atria comercializa a través de su red de distribución en Rusia varios productos bajo la enseña de Casademont: fuet extra, salchichón extra, salchichón montaña y la gama de chorizos, en pieza y para loncheados, con el objetivo de ampliar la gama de productos en el mercado ruso.