Chocolates Valor cierra el año por encima de sus previsiones, "aunque marcado por el incremento de los costes de las materias primas", según ha explicado la compañía, que ha logrado un crecimiento por encima del 23% respecto al ejercicio anterior. La empresa ha rozado los 94 millones de euros de cifra de negocio neta (julio 2013-junio 2014), cerca de 18 millones de euros más que el pasado ejercicio.

De este aumento del 23% en la cifra de negocio logrado por la chocolatera española, un 15% proviene del crecimiento natural de la marca, mientras que el 8% restante viene de la mano de las nuevas marcas Huesitos y Tokke, que se han comenzado a comercializar por la compañía en este ejercicio.

El crecimiento natural de la marca obedece principalmente "a un continuo cuidado por la calidad para mantener la fidelidad y satisfacer las expectativas de los consumidores", en palabras de la empresa; así como por su apuesta por la internacionalización y por la innovación como vías de conquista de nuevos públicos, a través de lanzamientos como la gama de tabletas Crocan o la más reciente gama Chocolatium, puesta a la venta el pasado mes de noviembre asegura. Muestra de esta apuesta por la innovación es la recién inaugurada planta de I D i de Chocolates Valor

"Somos moderadamente optimistas sobre el futuro y estamos viviendo el fruto del esfuerzo que ha supuesto la plasmación del Plan Estatégico de Chocolates Valor. Un plan que iniciamos hace ya tres años y que nos ha permitido mantener el foco en la internacionalización y transformarnos en un referente en innovación", explica Pedro López, CEO de Chocolates Valor. Además, el negocio viene también reforzado por la adquisición, hace casi un año, de las marcas Huesitos y Tokke, que este ejercicio han cerrado con una cuota del mercado de barritas de chocolate del 13% (datos de Nielsen).