AMDPress.- La ambiciosa alianza dada a conocer por Coca-Cola y Procter & Gamble (P&G) será algo más austera de lo anunciado el pasado mes de febrero. En un inicio, las dos compañías tenían previsto crear una empresa conjunta que agruparía la producción y distribución de las marcas de aperitivos y zumos de ambos grupos (Pringles, Sunny Delight, Minute Maid, Fruitopía, Hi-C), y que dispondría de una facturación anual de 4.594 millones de euros (764.377 millones de pesetas). Sin embargo, la compañía de bebidas refrescantes ha enviado un comunicado a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos en el que informa de que el acuerdo final “será diferente a la transacción anunciada originalmente en febrero de 2001”.