AMDPress.- El Grupo Codorníu, obtuvo un beneficio neto de 12,33 millones de euros en el ejercicio fiscal 2003-2004 (cerrado el 30 de junio), lo que supone un incremento del 6,5% respecto al ejercicio precedente. La facturación fue de 205,93 millones de euros, con un descenso del 2,71%, motivado por la reducción de ingresos tras abandonar el pasado año la distribución de bebidas alcohólicas de alta graduación.

Respecto a la evolución de sus áreas de negocio durante el ejercicio, la compañía destaca el ascenso en su principal actividad, la venta de vinos y cavas, que aumentaron un 2,83% y se situaron en los 202,64 millones de euros.

Codorníu también señala que las ventas en el mercado exterior alcanzaron los 53,46 millones de euros, una cifra que representa un incremento del 1,31%, situándose así en el 26% del valor total del grupo y con un crecimiento en los últimos cinco años del 70%. En este apartado, las exportaciones de cava de la marca Codorníu se incrementaron un 15%.

Las inversiones durante el ejercicio ascendieron a 9,4 millones de euros en activos fijos, con la previsión de invertir 8,8 millones de euros en el próximo ejercicio. En las previsiones para el próximo ejercicio Codorníu estima unos ingresos de 212 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de 16,6 millones de euros.