Las tres actividades más realizadas mientras los europeos ven los partidos de fútbol son comer (50%), entrar en Facebook (33%) y el shopping online (32%). Esto es lo que se desprende del estudio 'Los europeos y el fútbol: fuera del campo' elaborado entre 6.000 personas en Europa por vente-privee.com, la web creadora y referente mundial del concepto de ventas flash, con el fin de conocer los hábitos y preferencias de cara al Mundial de Fútbol.

Los que más comen durante un partido son los alemanes, siete de cada diez no concibe ver un encuentro futbolero sin picotear. Por el contrario, las mujeres españolas (28%) y holandesas (32%) son las que menos picotean, mientras ven el fútbol. Los hombres prefieren, en general, ver el fútbol (49%) a cualquier otra actividad. Pero, sorprendentemente, uno de cada tres (35%,) elegiría comprar online en vez de ver un partido.

Ellas son más contundentes ante la alternativa fútbol y compras, si tienen que elegir, prefieren hacer shopping online (77%) antes que ver un partido (9%), aunque lo cierto es que todas se inclinan a compaginar ambas actividades. De hecho, según los datos de vente-privee.com de la última Eurocopa, durante los partidos se registraron incrementos de compras y conexiones a la página. Las mujeres españolas han sido las que más goles de la Roja han celebrado con los goles, en España creció un 50% el número de pedidos en vente-privee.com durante la Eurocopa.

Las mujeres francesas y holandesas lo tienen muy claro: 84% y 87%, respectivamente, prefiere el shopping online frente a un discreto 4% y 6% que vería el fútbol. Por el contrario, las mujeres alemanas son las que, voluntariamente, elegirían ver el fútbol: el 21% de ellas así lo declara, frente al 9% de las europeas. Para las mujeres, la compra online es más atractiva que entrar en Facebook (40% versus 38%). En Alemania (51% hombres y mujeres) se practica más el shopping online mientras se ve un partido de fútbol frente a 32% en Europa.

Además de estas actividades paralelas hay quien aprovecha los partidos para trabajar: así lo hacen los hombres alemanes (25%), seguidos de las mujeres belgas (17%). Los que menos dispuestos están a compaginar el fútbol con el trabajo son los españoles, en la misma proporción los hombres y las mujeres (7%).

Fijarse en el físico de los jugadores y comparar durante un partido es una actividad poco corriente, aun así la practica el 15% de las mujeres holandesas y el 11% de las mujeres belgas y francesas. Las que menos interés tienen en esto son las mujeres españolas (3%) y las inglesas (4%) así como los hombres, sólo un 2% de estos últimos dicen fijarse en el físico de los jugadores. Alemania es una excepción, donde la tasa de hombres que dicen estar interesados por el físico de los jugadores asciende a un 7%.

Las mujeres alemanas (30%) son las que prestan más atención al desarrollo del partido porque un 30% anima a un equipo e intercambia opiniones con otros seguidores frente al 20% de las mujeres en Europa. Por el contrario, las mujeres francesas (18%), seguidas por los hombres belgas (16%) son los que más distraen a los demás mientras ven un partido. Los que menos interrumpen son los holandeses (0%) y los españoles (3% ambos).