AMDPress.- El grupo alimentario francés Danone ha anunciado su definitiva salida del negocio de envases de vidrio tras haber llegado a un acuerdo para vender el 44% que aún mantenía en BSN Glasspack al grupo inversor británico CVC Capital Partners. Con ello, CVC pasa a controlar el 100% del segundo grupo vidriero europeo (por detrás de la también francesa Sant Gobain), ya que en 1999 había comprado, a través de la holding Glasspack Participations, el otro 56% del capital.

BSN Glasspack es el grupo resultante de la integración del negocio vidriero de Danone (antigua división BSN Emballage) con la vidriera alemana Gerresheimer Glass (comprada al grupo Viag). A escala global, BSN Glasspack está considerado el segundo grupo vidriero europeo (tras Saint-Gobain), y cuenta con implantación en Francia (9 fábricas y 18 hornos), Holanda (3 fábricas y 9 hornos), Alemania (5 fábricas y 10 hornos) y España (2 fábricas y 4 hornos), con un total de19 fábricas, 9 unidades de decoración y un centro técnico, que suman 37 hornos y más de 125 líneas de fabricación con una capacidad de producción 3,8 millones de toneladas, equivalentes a unos 13 millones de unidades anuales.

Emplea a 8.000 trabajadores y sus ventas anuales son de 1.300 millones de euros. Fabrica botellas y tarros para alimentación y bebidas y cristalería de mesa, lanzando anualmente unos 1.000 modelos nuevos al mercado. Las ventas del grupo se reparten entre vino (30%), cerveza (23%), alimentación (21%), bebidas alcohólicas (13%), bebidas sin alcohol (8%) y cristalería de mesa (5%).

En nuestro país está presente con BSN Glasspack España, SA, con fábricas en Castellar del Vallés (Barcelona) y Alcalá de Guadaira (Sevilla), con una capacidad de producción conjunta de 365.000 toneladas anuales. Emplea a unas 650 personas, produce anualmente 325.000 tm. de botellas y tarros para bebidas (85%) y alimentación (15%), y sus ventas superan los 95 millones de euros.