AMDPress.- La Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha ha aprobado las dos primeras órdenes por las que se reconoce las denominaciones de origen “Dominio de Valdepusa” y “Finca de Elez” para los vinos que se producen en esos pagos. Ambas D.O. Son las primeras que se declaran según el Decreto 127/2000, que establece las condiciones precisas para el reconocimiento de Denominaciones de Origen de Vinos de Calidad Reconocida Producidos en Pagos Vitícolas, que se refiere a vinos producidos con viñedos procedentes de una finca en la que además se ubica la bodega.

Castilla-La Mancha se convierte, gracias a esta normativa, en pionera en cuanto a legislación vitivinícola a nivel europeo, ya que no existe ningún precedente para este tipo de vinos producidos en pagos. Con ambas denominaciones, esta comunidad autónoma inicia una nueva etapa en el sector vitivinícola español.

El pago Dominio de Valdepusa, perteneciente a Carlos Falcó, Marqués de Griñón, incluye unas 42 hectáreas en el término municipal de Malpica de Tajo (Toledo), con las variedades de uva Syrah, Cabernet Sauvignon, Petit, Verdot y Merlot. La bodega, que se modernizó en 1989, aplica el riego en goteo (del que fue pionero) e innovadoras técnicas para la insolación uniforme de los racimos. Su producción actual se centra básicamente en vinos tintos.

Por su parte, el pago Finca Elez, perteneciente a Manuel Manzaneque, dispone de unas 33 hectáreas en el término de El Bonillo (Albacete) y cuenta con las variedades Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Merlot, Syrah y Chardonnay.