Aral Digital.- Ebro ha obtenido un beneficio neto en gestión continua de 56,8 millones de euros durante el primer semestre de 2011, lo que representa un 1,1% más que en el mismo período de 2010. El beneficio neto obtenido en el primer semestre de 2011 no es comparable con el de los seis primeros meses de 2010, ya que éste incluía el resultado del negocio lácteo vendido a Lactalis.

Por su parte, el importe neto de la cifra de negocio ha alcanzado los 839,6 millones de euros, “en línea con el registrado en los seis primeros meses del ejercicio anterior”, asegura la compañía. Además, ha registrado un Ebitda de 117 millones de euros, que representa un descenso del 9,8% respecto del 2010.

Esta caída está motivada por la “fuerte subida del precio del trigo duro”, cuyo valor prácticamente se ha duplicado en una año; por el “impacto negativo del tipo de cambio” que resta a sus resultados 4,2 millones de euros; y por el “retraso en la puesta en marcha de la planta arrocera de Memphis que ha impedido la consecución de los ahorros previstos” y estará operativa a finales de 2011, apunta el fabricante.

Por líneas de negocio, el área de arroz ha evolucionado favorablemente, apoyada por el comportamiento de la filial europea Herba, que contribuyó con 30 millones al total del Ebitda de la división. Así la cifra de ventas de la división se ha situado en 405,8 millones de euros, un 0,4% más, y el Ebitda alcanzó los 55,8 millones de euros, una caída del 4,7%.

Por su parte, el área de pasta se ha visto afectada en el periodo por la subida de los precios del trigo duro y su retraso en la translación al consumidor, así como por la reestructuración en Alemania motivada por una importante pérdida de volúmenes de marca blanca y el efecto negativo del tipo de cambio, lo que ha supuesto una caída en el Ebitda del 14%, hasta los 67,6 millones de euros. La cifra de ventas de la división ha alcanzado los 453,4 millones de euros, un 1,4% más.

El grupo ha destacado que a cierre del pasado mes de junio su posición de deuda neta se situaba en 99 millones de euros, incluyendo en este saldo los dividendo extraordinarios de abril y julio de 2011 (46 millones de euros), el dividendo ordinario total a pagar en el ejercicio en curso y la compra de autocartera por valor de 12 millones de euros.

Además, Ebro ha señalado que la materialización de la compra de SOS se producirá durante el tercer trimestre y comportará el desembolso de 197 millones de euros.