AMDPress.- El grupo alimentario Ebro Puleva ha ratificado los acuerdos alcanzados con el comite de empresa "en el proceso de modernización y reestructuración de las fábricas azucareras de la Zona Norte", tal como la firma denomina al cese de la actividad de molturación en sus plantas de Benavente (Zamora) y Monzón de Campos (Palencia).

Con esta operación, la compañía espera alcanzar una producción media anual por fábrica de 110.00 toneladas de azúcar de cuota. Según Ebro Puleva esta cifra "se equipara a la media europea y permite asegurar a largo plazo el futuro del sector remolachero en Castilla y León".

Además, el grupo ha acordado destinar una inversión de 21 millones de euros para la instalación de un centro de embolsado en Benavente y una planta alcoholera en Monzón de Campos.

Por otro lado, Ebro Puleva ha roto las negociaciones con la norteamericana Dean Foods, matriz de Leche Celta, para la venta de la marca Leyma y la fábrica de Arteixo, poco después de que el consejero de Política Agroalimentaria de la Xunta de Galicia, Juan Miguel Diz Guedes, afirmara el pasado viernes que la Xunta no iba a impedir la citada operación.

La operación que finalmente sí ha podido cerrar el grupo alimentario Ebro Puleva ha sido la compra de la marca Reis-Fit a Kraft Foods, autorizada por el Bundeskartellamt, organismo alemán de defensa de la competencia.