ARAL Digital.- Ebro Foods ha distribuido, recientemente, entre sus accionistas unos 28,4 millones de euros, correspondientes al dividendo extraordinario aprobado en la última Junta General de Accionistas celebrada el pasado 29 de mayo de 2012. Este dividendo extraordinario consta de un dividendo en especie consistente en la entrega de acciones de la autocartera representativas del 1% del capital social, a razón de 1 acción por cada 99, así como de un dividendo en metálico asociado en concepto de pago a cuenta para los accionistas sujetos a retención conforme a la normativa fiscal vigente, o su equivalente en metálico en los demás casos. Es decir, aquellos accionistas sujetos a retención no tendrán que pagar impuestos por recibir estas nuevas acciones y aquellos que no lo estén total o parcialmente, recibirán en metálico la cantidad correspondiente para respetar el principio de paridad de trato.

De este modo, se repartirán un total de 1.528.254 acciones (21,70 millones de euros a su precio de cotización el 3 de diciembre) y 6,67 millones de euros más, en concepto de dividendos asociados en metálico. Ello representa en conjunto unos 28,37 millones de euros, lo que supone repartir algo más de 18 céntimos de euro a cada acción que los accionistas tuvieran el pasado 3 de diciembre A pesar del adverso contexto económico, Ebro ha mantenido durante los últimos ejercicios una continua política de incremento en la retribución a sus accionistas, haciéndoles partícipes de la acertada gestión, los buenos resultados cosechados y la solvencia financiera de la compañía. De esa forma, durante el período 2008-2012, Ebro ha repartido más de 545 millones de euros de dividendos entre sus accionistas.