Aral Digital.- La práctica totalidad de los españoles (un 99,2%) considera que el sabor es el principal factor que influye en la decisión de compra de un producto alimentario. Así, hasta un 82,5% de los encuestados aseguran que pagarían más por un producto considerado más sabroso si la diferencia de precio fuese aceptable, a pesar de la complicada coyuntura económica actual. Estas son dos de las principales conclusiones que se desprenden del estudio 'Los españoles y el Sabor 2009' realizado por Tryp Network (empresa que otorga el sello de calidad 'Sabor del Año') con la colaboración del laboratorio Consumolab.

A la hora de decidir la compra de un producto alimentario, el 54% de los españoles se guía, en primer lugar, por el sabor, seguido de la composición (16%), el aspecto (11%) y el proceso de fabricación (7%). Atendiendo a las respuestas de los cuestionados, el sabor y las propiedades beneficiosas para la salud siguen siendo (al igual que en 2008) los principales criterios de compra de alimentos de los españoles. Sin embargo, el 46,7% de los encuestados aseguran que los alimentos cada vez tienen menos gusto. Así, los españoles aprueban por el sabor a chocolates, salsas, condimentos, aperitivos, quesos, galletas, bebidas alcohólicas, café, alimentos infantiles, arroces y pastas. Por el contrario, suspenden por tener menos gusto a las verduras, frutas, legumbres, leches y carnes. Asimismo, los pescados, preparados del mar y productos considerados lights o saludables mantienen su sabor como en años anteriores, según la opinión de los encuestados.

Para la realización de este estudio se han realizado 600 catas ciegas a personas representativas de la población española con edades superiores a los 18 años entre los meses de diciembre de 2008 y febrero de 2009.